El poder de una palabra

Una palabra bien elegida puede economizar no sólo cien palabras sino cien pensamientos.Henri Poincaré

2 julio 2009

Filed under: Uncategorized — elpoderdeunapalabra @ 10:41 am

2829917710_8d21b8a074_m

 

 

 

HUMAN

 

Él era débil y yo era fuerte,

después él dejó que yo le hiciera pasar

y entonces yo era débil y él era fuerte

Emily Dickinson

 

 

Te miro,

y veo cómo Dios escogió para encontrar

la carne que te formaría

la mejor versión que pueda existir

del ácido dexosirribonucleico

sin embargo esa circunstancia

no resulta peligrosa para mí

yo ya he tocado antes otros cuerpos con soberbios adeenes,

pero confieso que me siento extraña

que vuelvo a necesitar

ser el alimento preferido de los espejos

y que lleguen las ganas de ver más allá

y de tocar ese lugar en el que las manos de una mujer

siempre quieren volverse transparentes.

 

Sonia Fides

Anuncios
 

4 Responses to “”

  1. Sonia Says:

    Siempre generosa, Almu. ¡qué suerte tengo de que seas mi amiga!

    Ya casi tengo tu cuaderno acabado, tal vez la próxima semana lo tengas en tu casa.

    Gracias por todo y un beso extra súper.

    Sonia.

    Nota: Ya sabes que no comentará ni el gato, ja,ja,ja

  2. winnie0 Says:

    Me encanta Emily Dickinson…Besos y feliz viernes

  3. Sonia Says:

    Lo ves, Almu,ja,ja,ja.

    Besos súper.

  4. elpoderdeunapalabra Says:

    Winnie:
    Felíz viernes y ¡buen fín de semana!
    Besos.

    Sonia:
    ¡Curiosísimo!
    Y especial…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s