El poder de una palabra

Una palabra bien elegida puede economizar no sólo cien palabras sino cien pensamientos.Henri Poincaré

Momentos 24 mayo 2009

Filed under: Uncategorized — elpoderdeunapalabra @ 9:25 am

tattoo

 

 

Ayer estuve de “tiendas” por el centro con mis hermanos y mi sobrina.

 

Esto,que parece algo normal,cotidiano y ordinario no lo es.

Debido a circunstancias,logísticas y no logísticas,no es fácil que tengamos la oportunidad de hacer algo todos juntos a la vez.

 

Fué una tarde fluída,relajada y armoniosa.

Me pareció percibir que todos sentíamos por dentro satisfacción y orgullo por compartir ese preciado momento.Yo,desde luego,así lo sentí.

 

Empezamos encontrando sitio para aparcar en plena calle Fuencarral.

Lo interpretamos como una especie de milagro,un regalo del universo que atribuímos a nuestra actitud positiva y que no dejamos de recordar y agradecer al cosmos durante toda la tarde.

 

Anton entró en éxtasis en una tienda(nunca había visto tal fogosidad en él por la ropa).Dijo que si pudiera vestiría exclusivamente de esa marca y que si tuviera novia(emitió una escéptica risa)también le gustaría que vistiera exclusivamente de ella.

 

Ana encontró,en esa misma tienda,unos pantalones que había buscado muy lejos y resulta que estaban cerca.

 

Vio iba buscando un bolso para “customizar”(tratando de obtener la versión casera,artesanal y personalizada de unos que hemos visto),pero no encontró ninguno del tamaño adecuado ni lo suficientemente “cantoso” para la tarea.

 

Alba,convertida en estilista familiar individualizada,nos iba indicando(muy acertadamente)las tiendas que se ajustaban al gusto de cada uno de nosotros.

 

 

Entonces,pasamos por un local donde hacen tatoos.

 

Anton,movido por el entusiamo y la exaltación familiar del momento,dijo:

-¡Podíamos hacernos un tatuaje todos los hermanos!

Y Alba(para librarse del marrón imaginario) dijo:

-Yo no soy hermana.

Anton respondió:

-Sí que lo eres,en realidad eres sobrina pero eres como una hermana.

 

Lo más gracioso fué imaginar la cara de mi madre si hubieramos aparecido todos con el mismo tatuaje.

A ella,que cuando mi hermano se hizo el primero,le entró una inconsolable desolación al pensar que su “género” quedaba físicamente marcado para siempre con algo que no traía de fabrica.

Considerándolo una burda adulteración del esmerado producto de su propia factoría.

 

Y así transcurrió esa tarde de la que salimos ficticia y simbólicamente tatuados todos los “hermanos”.

Anuncios
 

6 Responses to “Momentos”

  1. winnie0 Says:

    Pues me parece una forma fantástica de pasar la tarde. Yo es que de tatuajes no soy…pero reconozco que los hay muy bonitos. Besos (Ah tengo un sobrino con todo su brazo tatuado con su nombre….). Más besos

  2. nuria oliva Says:

    Pero bueno,toda la familia unida de compras,que envidia,hace años que no voy con mis hermanos,o voy con uno o con otro,
    y Vio,esta aqui..besitos
    Por cierto que os hubierais tatuado los tres???
    Ulises..,a mi es lo que me recuerda a tu casa…

  3. Elena Bort Says:

    hola almudena,
    puedes publicar mis textos en tu blog siempre y cuando cites el mío, jeje, ¡faltaría más!
    es un placer leerte y que me leas.
    besitos

  4. La estilista familiar Says:

    Pues si, pues si…. ASi fueron las cosas y asi nos las has contado…
    Para mi tambien fue un trocito de dia muy especial….
    Es boito imaginar que todos llevamos un tatoo imaginario e invisible desde ese momento….
    Mil besos Almu.
    Adoro tu blog…

  5. elpoderdeunapalabra Says:

    Winnie:
    Nosotros tampoco somos muy de tatuajes(menos mi hermano,claro)por eso me pareció la situación más graciosa.
    Besos.

    Nunu:
    Porque todos tus hermanos son chicos y en mi familia con chicos solo contamos con uno de muestra.En tu caso la muestra eres tú.
    Cuando nos preguntamos qué nos tatuaríamos no se nos ocurría nada o no había consenso.
    Has estado fina:Ulises habría sido una emotiva elección.
    Besos.

    Elena:
    ¡Eso ni se dice!
    Bueno,sí que se dice,que hay gente muy rara por ahí.
    Yo siempre cito los autores de los textos que incluyo e
    incluso información adicional que pueda encontrar.
    Si alguna vez me he descuidado es porque no he encontrado la fuente o por despiste.Pero te aseguro que es algo que trato de cuidar especialmente.
    Me encanta “Pequeño entierro en un bote de vidrio”,creo que porque lo encontré un día adecuado para encontrarlo.
    Sabes lo que quiero decir,¿no?.Y el comentario…¡uf!
    Un placer leerte y que me leas mutuo.
    Besos.

    La estilista familiar:
    Claro que es bonito.
    Pienso que al pertenecer a la misma familia de alguna manera ya estamos tatuados por una serie de características comunes por dentro y por fuera(referencia a comentario tuyo sobre nuestro físico,que por supuesto no voy a reproducir porque salimos mal paradas).
    No me cansaré de animarte para que crees tu propio blog.
    Sería una estupenda herramienta para canalizar tu desbordada creatividad,te ayudaría a conocer dónde te encuentras en cada momento y te aseguro, de que en ocasiones, te sorprenderías de tí misma.
    Mil besos,Alf.

  6. ana Says:

    qué tarde tan chula!
    yo también me llevo fenomenal con mis hermanos y, aunque no los veo mucho, hay pocas cosas tan especiales como ese vínculo 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s